24 de Noviembre del año 2017

«Gracias a la Escuela de Convivencia nos emocionamos, aprendimos y compartimos»

23 de noviembre de 2017

 
El pasado martes 21 de noviembre, se llevó a cabo la graduación de la Escuela de Convivencia “Tejiendo Sociedad”, una propuesta que busca fortalecer y promover la participación e influencia de los beneficiarios del proyecto Arrendamiento Temporal. Foto: Isvimed.

Ella es María Ofir Velásquez, beneficiaria del subsidio de arrendamiento temporal, participante de la Escuela de Convivencia y quien antes vivía en el Picacho en zona de alto riesgo.

La Escuela de Convivencia apuesta por la construcción de país desde la identificación de derechos y deberes que permitan el fortalecimiento del núcleo familiar, hasta la inclusión en asuntos sociales, participación ciudadana activa y elementos estructurales que permitan la autogestión, el autocuidado, la convivencia pacífica y el perdón. Foto: Isvimed.

«En realidad nunca esperé que me ayudaran. Me siento muy afortunada al resultar como beneficiaria de arrendamiento temporal; algunos vecinos en el momento querían que me opusiera a recibir el subsidio, sin embargo no me importó y confíe en el Municipio. Yo estaba corriendo peligro, pero desde que llegó el Isvimed mi vida dio un cambio total, me siento feliz», expresó María Ofir, quien actualmente vive en Manrique San Pablo y asistió al evento en compañía de su hermana.

En esta oportunidad se graduaron 105 beneficiarios de arrendamiento temporal y 35 acompañantes, quienes pertenecen a la comuna 1 y asistieron a la Escuela de Convivencia entre septiembre y noviembre de este año. Foto: Isvimed.

«El Isvimed nos motivó para participar en esto y saqué el tiempo porque quería aprender cada día más; me di cuenta que todos no somos iguales ni tenemos las mismas capacidades. Al principio sentí miedo de no saber hacer las cosas, pero después me di cuenta que uno no puede ser inseguro y puede intentarlo», agregó María.

Durante el acto de graduación los asistentes disfrutaron de una puesta en escena, una intervención musical y pudieron apreciar con sus familiares algunos de los trabajos artísticos que hicieron durante los talleres.

Durante tres encuentros los participantes pudieron trabajar diferentes temas tales como resolución de conflictos, familia, sociedad y convivencia, y derechos y deberes. Foto: Isvimed.

«Hoy estoy muy agradecida y feliz. Quiero seguir ayudándoles a personas que más lo necesitan. Uno que otro día acompaño a mis tías que tienen problemas de salud, cuido mis plantas y hago deporte. Disfruto mi vida», concluyó María Ofir con una sonrisa en su rostro.